Jet Li: Born to defense

Posted: jueves, mayo 23, 2013 by Demóstenes in Etiquetas: , ,
0

En 1986, Jet Li era ya una gran estrella del cine de kung-fu en China; no es de extrañar que decidiera aventurarse a la dirección para esta película: Born to defense (título original: Zhong hua ying xiong), aunque parece ser que fue un fracaso en taquilla. Con un argumento en planteamiento muy tópico, el maltrato a la nación china por parte de los extranjeros, tiene algunas vueltas de argumento que me resultaron bastante interesantes.

Jet es un veterano de la II Guerra Mundial que cuando vuelve a casa ve que el gobierno chino favorece a los soldados americanos hasta el punto de permitirles que maltraten físicamente a los locales. Tratando de no meterse en problemas, decide seguir su vida y contacta con un antiguo compañero y su superior en la guerra con el que desarrolla una sincera amistad. Pero los problemas le persiguen y los americanos se han dado cuenta de hasta qué punto es buen luchador y quieren medir su orgullo en el ring.

Hay que decir que es una película difícil de explicar y a veces su desarrollo me resultó algo lento. Pero la película merece la pena porque aunque inicialmente es un conjunto de tópicos del cine de artes marciales, acaba sorprendiendo separándose completamente del resto. Entiendo que esa fue la intención de Jet Li a la hora de hacer la película, crear tópicos y luego destruirlos probablemente como señal de protesta. Aunque la idea fue buena, no supo dirigirla, lo cual es una pena porque esta podría haber sido una gran película. Por lo demás, técnicamente es superior a otras películas de la época.

En cuanto a las peleas, Jet Li es de los mejores del cine. Las coreografías son lo mejor de la película y lo que hizo que aguantara la primera hora, que por lo demás es un poco aburrida. Hay que decir que tanto los chinos como los americanos hacen un gran trabajo.


Es una película interesante de ver, y no es tan grave si la veis un poco a saltos porque no podéis estar atentos. Recomendada para los fans del cine de artes marciales más clásico y tópico.



Cine Occidental: Tres Pequeños Ninja

Posted: lunes, febrero 11, 2013 by Demóstenes in Etiquetas:
0

Corrían los principios de los años 90 cuando, gracias al éxito durante los 80 de las producciones chinas, Estados Unidos decidió tratar de hacer cine de artes marciales. Probablemente Steven Seagal y Jean Claude Van-Damme fueron los abanderados de la época, consiguiendo hacer algunas pocas producciones que valieron la pena y pudieron satisfacer a los aficionados. Pero además de las producciones que trataban de tomarse en serio como las mencionadas, existieron otro conjunto de películas hechas sobre todo con la idea de arrasar en los videoclubs. Un cine de artes marciales para niños y jóvenes que soñaban con dar patadas. A este conjunto pertenece la desigual comedia infantil ”Tres Pequeños Ninjas”, una película profundamente noventera en cada uno de sus minutos producida por Touchstone Pictures (filial de Disney). El concepto de la película, tal y como reza el póster, es una fusión del concepto de ”Sólo en Casa” y ”Las tortugas Ninja”, ahí queda eso. Tuvo un buen éxito comercial, de aquí salieron una serie de películas, creo que hasta tres secuelas aunque no las recuerdo, e incluso algún videojuego para la NES o la superNES.

Tres niños estadounidenses llevan desde pequeños siendo entrenados en el noble arte del ninjutsu por su abuelo, quien de lo único que se arrepiente es de haber entrenado a Snyder, el villano de la película, que se dedica al tráfico de de armas pesadas. El padre de los chicos resulta ser casualmente el agente del FBI encargado de tratar de atrapar al villano, y es por eso mismo que Snyder trata de dar muerte a los chicos para conseguir dejar de ser perseguido enviando a unos cutres esbirros tirando a yonkis que tratan de invadir su casa al más puro estilo ”Sólo en casa".

Como ya he dicho, se trata de un filme muy desigual. Al ser una comedia infantil, tiene momentos que resultan de vergüenza ajena, tratando de hacer peleas divertidas pero que resultan ridículas, sobre todo teniendo en cuenta que los chicos son verdaderamente habilidosos. Es todo un conjunto de clichés que en ocasiones satisface pero que en otras sinceramente se lo podrían haber ahorrado. Es todo un poco al estilo Disney, como ocurre cuando vemos películas de imágenes reales de la factoría de sueños o las series de hoy en día. Aún así, es una película que cuando era niño recuerdo que me gustaba mucho.

Las peleas están bastante bien. La calidad de peleas no es mala, si no fuera porque el coreógrafo trató de hacer peleas supuestamente divertidas que resultan totalmente impropias de niños profundamente entrenados en las artes marciales durante cada verano de sus vidas con su abuelo japonés, y lo peor es que en alguna de las peleas demuestran que los niños valen y están desaprovechados.


¿A quién recomiendo la película? A quienes la hayan visto de pequeños, sobre todo, y ahora acaben de recordar que se habían olvidado de que la habían visto. También la recomendaría a niños de hoy en día, aunque quizá sería un poco pueril para su gusto.

Cine Oriental: Ip Man

Posted: lunes, febrero 04, 2013 by Demóstenes in Etiquetas: , , ,
0

Ip Man (a.k.a. Yip Man),  fue un conocido artista marcial chino, todo un héroe nacional, que hoy en día es tristemente más reconocido por haber sido el primer maestro de Bruce Lee que por sus gestas como persona. Afortunadamente esta película trata de solventar esta situación presentándonos a uno de los grandes héroes modernos de las artes marciales

Ip Man vive en una de las ciudades chinas donde más se viven las artes marciales, y es reconocido por la mayoría como uno de los mejores, sino el mejor según algunos, pero aún así se niega a tomar alumnos porque considera su técnica demasiado dura y dañina para un mundo en el que cree que ya no hace falta. Pero tras la invasión japonesa la situación cambia, lo pierde todo y se ve obligado a malvivir trabajando como jornalero, situación de la que sólo con sus artes marciales es capaz de sobrevivir y de dar ejemplo a toda una nación necesitada como nunca lo estuvo de héroes.

Esta película supuso hace unos años toda una revolución en el cine de artes marciales (de hecho debo reconocer que estaba seguro de haber hecho ya una reseña del film). Ha conseguido catapultar a la fama a Donnie Yen, el actor protagonista, que tiene esa mezcla de increíble habilidad tanto para pelear como para actuar. Curiosamente, en otros filmes del actor no se pudo apreciar que tuviera gran calidad artística, pero está claro que a veces los actores necesitan que les den una oportunidad.

Nos encontramos aquí ante el enésimo film biográfico sobre un héroe chino, de nuevo ambientado en la época de la ocupación japonesa, y no se puede negar que es toda una gran película. Tanto la historia como la actuación son soberbias, incluso el malvado japonés de turno no resulta del todo ridículo como podría haber sido. Además, de esta película salieron algunas secuelas, de las que al menos la segunda parte vale la pena ver (haré una reseña pronto en cuanto la revise), y de las que la precuela es mejor evitar.

Probablemente uno de los puntos que consiguieron sorprender en este film a los espectadores fue su estilo de peleas. Ip Man era especialista en el estilo Wing-Tsun, que antiguamente era considerado en China como un estilo femenino ya que las posiciones son mucho más relajadas y los movimientos más directos. La gracia de este estilo de kung-fu es que los movimientos son cortos, rápidos y precisos. Un amigo que tomó algunas clases me aseguró que es un estilo bastante mortífero en que te enseñan a pegar en los lugares más sensibles de nuestro cuerpo. Pero precisamente como es un estilo tan poco conocido en el cine de artes marciales en comparación con otros, las peleas resultan muy visuales y frenéticas, sin necesidad alguna de hacer rápidos movimientos de cámara como suele ocurrir en las producciones de Hollywood para conseguirlo.


Resumiento, Ip Man es una película imperdible para todo aquel aficionado al cine oriental y al cine de artes marciales en particular. Yo desde que la vi hace dos o tres años la habré visto cuatro o cinco veces y no me canso, es una de mis favoritas.

Cine Oriental: Rurouni Kenshin (live action movie)

Posted: lunes, enero 28, 2013 by Demóstenes in Etiquetas: , , ,
0

Rurouni Kenshin es un conocido cómic manga que fue importado a España bajo el nombre de “El guerrero Samurái” (Samurai X, en latinoamérica). Tuvo un gran éxito e influencia, y aunque la serie regular era superior a la media, no tenía la calidad que luego sí que pudimos ver en los distintos OVAs (capítulos especiales editados directamente para vídeo). Aún así, la serie gozó de muchísima popularidad hasta el punto que se decidió hace pocos años hacer una película con actores reales que, en mi sincera opinión, no está del todo mal.

Kenshin Himura fue conocido durante los años de la rebelión que en Japón acabó llevando a la era Meiji como Battusai “el Carnicero”, un maestro del extraño estilo de katana Hitten Mitsurugi Ryu, que permite pelear contra muchos adversarios simultáneos exitosamente. Arrepentido por sus pecados, decide llevar una vida de samurái vagabundo con una katana de filo invertido que manifiesta su deseo de no matar. Pero hay alguien que se hace pasar por Battusai asesinando sin piedad que además dice falsamente ser estudiante del dojo Kamiya, regentado por la joven Kaoru. La tarea de limpiar el nombre del dojo de su fallecido padre resulta demasiado para la joven, que aunque habilidosa no lo es lo suficiente, y quizá por cierto sentimiento de culpabilidad Kenshin trata de ayudarla viéndose envuelto en los planes de un malvado japonés que trafica con armas occidentales.

Quienes hayan leído los cómics o visto los primeros capítulos, reconocerán el argumento como el inicio de la saga. Entiendo que la longitud de la película no daría para contar con el nivel de detalle que requeriría la saga Sishio, pero gran parte de las virtudes de esos capítulos se han perdido en la adaptación. Por otro lado hay que decir que el casting ha sido impecable y han conseguido que todos los personajes se parezcan al de la serie original, excepto quizá Sanosuke (¡mi personaje preferido!) que no acaba de convencerme. 


Por otro lado, precisamente por querer ser fieles a los cómics nos encontramos con gente con ropa y vestidos horteros que no concuerdan para nada con actores de imágenes reales. Sé que el cine japonés a menudo cuenta con tal histrionismo a la hora de realizar sus películas, pero personalmente creo que hace que una película con temática relativamente seria resulta ridícula. En los cómics manga los personajes tienen peinados y ropas extrañas porque si no todos se parecerían demasiado entre sí, pero cuando se tiene actores reales no es necesario ser tan esperpénticos.

En cuanto al nivel de peleas es muy bueno. Debo reconocer que me he sorprendido con unas peleas de katana impresionantes a todos los niveles, es quizá lo que mejor han sabido adaptar y es que prácticamente todas las técnicas del Hitten Mitsurugi Ryu las veremos plasmadas por el actor, cuyo parecido con el original es impresionante.


En resumen, todos los que veíais la serie echadle un vistazo. Los que no, quizá no la lleguéis a apreciar del todo, aunque siempre está bien disfrutar de unas cuantas buenas peleas a katana.

Cine Occidental: Warrior

Posted: viernes, enero 25, 2013 by Demóstenes in Etiquetas: , , , ,
0

Aclamada por la crítica, Warrior no deja de ser una de las clásicas películas de boxeo de las de antaño pero enmarcada en el mundo de las competiciones de artes marciales mixtas (MMA). Como ocurre con las producciones americanas en las que buscan calidad interpretativa, nos encontramos ante buenos actores (buenísimos en este caso) que pelean y no viceversa. Muchos reconoceréis además de a Nick Nolte, a Tom Hardy, quien interpreta a Bane en Batman o a uno de los personajes de Origen (el que es capaz de cambiar su aspecto en los sueños).

Ésta es la historia de dos hermanos (Tom Hardy y Joel Edgerton) que empezaron a practicar la lucha desde jóvenes gracias a la insistencia de su alcohólico padre, un ex-boxeador interpretado por Nick Nolte. Aunque ambos siguieron su vida tras abandonar a su padre a su suerte y abandonaron las competiciones de artes marciales mixtas, cada uno por razones distintas y muy válidas se ven con necesidad de un dinero que la autoproclamada mejor competición mundial de MMA puede proveer, una situación que les obligará a enfrentarse a un pasado que habían dejado atrás.

Es una película que me sorprendió por la profundidad de su contenido. Quizá las situaciones descritas son demasiado dramáticas, con un argumento que tontea a veces con el del telefilme de sobremesa. Aún así, a pesar de todo, el guión sabe llevar las situaciones en el límite sin sobrepasarlo, y las actuaciones magistrales de los tres actores protagonistas consigue que sea un film muy a tener en cuenta.

Como la película se ambienta en el mundo de las competiciones MMA, que no sé si conoceréis, el estilo de las peleas es muy semejante al del mundo de la competición. Por lo que nos encontramos sí con escenas coreografiadas, pero en busca de la artificialidad propia del ring (aunque habrá quien opine todo lo contrario). Os pongo una de las primeras escenas de pelea, en las que el personaje de Tom Hardy nos muestra hasta qué punto es un grandísimo luchador capaz de medirse con uno de los mejores.


Quizá la película tendría otras muchas lecturas, de hecho tiene distintos niveles de visionado. Yo personalmente la recomiendo, sobre todo a quienes gusten del buen cine y a quienes estén inspirados para ver una película con cierto tono sentimental al cual el género no nos tiene nada acostumbrados.