Cine Oriental: Tigre y dragón

Posted: viernes, junio 04, 2010 by Demóstenes in Etiquetas:
1

Tigre y dragón (Int: Crouching tiger, hidden dragon; Chino: Wo hu can long) supuso el despertar de un género de cine que había quedado lacrado: el wuxia. Ang Lee, su director, hizo la que es una de sus mejores obras, sino la mejor. El filme ganó 4 Óscars, entre ellos a la mejor película de habla no inglesa y 9 nominaciones, entre ellas mejor película y mejor director. La fotografía es impecable, las coreografías son bellas y impactantes, la música es sugestiva. Los actores merecen mención aparte, Chow Yun Fat y Michelle Yeoh tienen una química que nunca había visto en cine oriental.

Durante la dinastía Ching, Li Mu Bai, interpretado por Chow Yun Fat, decide regalar su espada de jade. Pero Jiao Long la roba en un acto de rebeldía, que como se descubrirá, es perpetuado bajo la influencia de una terrible enemiga. Li Mu Bai y su gran amor frustrado por las circunstancias, Yu Shu Lien, irán en busca de esa espada y de Jiao Long, tratando de aplacar su rebeldía como sólo ocurre en las mejores historias.

Este film, no es tanto del género de acción pura y dura como acostumbro a poner aquí, estoy totalmente de acuerdo. Pero hay patadas, hay puñetazos, hay saltos, hay coreografía. Y son preciosas. Porque que no salga un karateka con cara de mala leche partiendo, no significará que un amante del cine de kung-fu tenga que perdérsela. Esta película, es una de esas embelesadoras que a cualquier amante del cine debería conseguir dejar catatónico de puro placer fílmico.

Probablemente la escena de lucha más representativa, y también la más bella, es la escena de la lucha sobre el bosque de bambú:



Esta es una de esas pocas películas que pertenecen al exclusivo club de las obras maestras. Es una obra de arte que no comprende géneros. Si alguno de vosotros no la ha visto, haced caso al tito Demóstenes y alquiladla. Es más, compradla directamente. No os arrepentiréis.

1 comentarios:

  1. Oz says:

    Estoy completamente de acuerdo Demóstenes, es una obra maestra del cine, por su historia, guión, estética, acción, etc. Imperdible para los amantes del género y para los que no lo son.
    Altamente recomendable. Un gran saludo, Oz.